top of page

La Mejor Manera de llevar un Entrenamiento Efectivo

Updated: Sep 29, 2018

El auge que ha estado teniendo el Fitness en las últimas décadas ha motivado a las personas a hacer alguna actividad física como correr o montar bicicleta, ya sea para ponerse en forma o por salud, al igual que ir a gimnasios con este fin. No obstante, empiezan a realizarlas, en su mayoría, sin alguna guía previa de cómo efectuarlos de forma apropiada. Esto, puede atraer consecuencias (lesiones articulares, por ejemplo) que afecte negativamente.

Por tanto, es necesario poner en orden las diferentes ejecuciones para hacer efectivo un entrenamiento sin importar la disciplina que se trate. Calentamiento, entrenamiento, y estiramiento, son los tres pasos claves que no se pueden omitir. A continuación, su descripción:


Primero, aquel que prepara tu organismo antes de iniciar la fatiga es el calentamiento. Un buen calentamiento promueve a que tus articulaciones, tendones y músculos estén listos para efectuar movimientos en rangos apropiados, además de que evita posibles desgarros de las fibras musculares o hiperextensiones articulares que puedan alterarse en diferentes grados. Entre 5 a 10 minutos, dependiendo del nivel Fitness que se encuentra el individuo, es lo aconsejable. También, se recomienda tener un ppm (Palpitaciones Por Minuto) no menor de 110, ya que esto asegura que se tenga un nivel cardiovascular apto para iniciar un entrenamiento físico. Así que, asegúrate de llegar a esta ppm antes de iniciar.

Segundo, la ejecución de los diferentes ejercicios dentro de una rutina es lo que determina el entrenamiento. Dependiendo de la actividad, así será el mismo. Por ende, si son del tipo aeróbico o resistencia cardiopulmonar (correr, bicicleta, natación, futbol, …), estarán basados por el tiempo, la distancia recorrida, y la práctica técnica. Los del anaeróbico implican más la resistencia muscular (levantamiento de pesas, culturistas, …), el cual trabaja la fuerza por medio de cargas, número de repeticiones, tipos de series, técnicas de los movimientos, intervalos de descanso, entre otros. En efecto, se ve la importancia de estar guiado por un coach o preparador físico capacitado para un buen desempeño.

Tercero, el responsable de retornar los músculos a su tensión normal, al igual que, facilita la recuperación post-entreno disminuyendo el ácido láctico creado, es el estiramiento. Algunas personas realizan estiramientos antes del entrenamiento para preparar los músculos y tener mejor respuesta articular, pero éstos deben consistir en ejercicios suaves, constantes, rotacionales, y de elongación. Contrario a los que se tienen que cumplir al final que son más sostenidos, entre 3 a 5 segundos mínimo, ejecutando entre 2 a 3 veces el mismo ejercicio.

En conclusión, es imprescindible preparar el cuerpo antes de realizar cualquier esfuerzo físico, mentalizarse y familiarizarse previamente con el tipo de entrenamiento que estará llevando a cabo, y tomarse el tiempo, mas nunca omitir, de liberar la tensión creada al final de cada rutina. Recuerda que, lo que asegura resultados positivos es haciendo efectivo un entrenamiento completo.
43 views0 comments

Recent Posts

See All

Comments


bottom of page